ONÍS, el concejo, Bobia Bajo.

.
El concejo de Onís, pequeño en comparación con sus limítrofes; la provincia de León, Llanes, Cabrales y su muchas veces "citófago" Cangas posee en su territorio, estrecho y alargado de norte a sur, suficientes valores tanto naturales como etnográficos para ser tenido en cuenta y diferenciado de tan ilustres vecinos. A cualquier natural de esta zona le encanta recordar que "Cangues ye de Onís y no al contrariu".
El padre Carvallo en el XVII se refirió a Onis como "Tierra Provechosa", J. M. Escandón escribe refiriendose a su significado, "Piedra Preciosa".

Sobre referencias documentales acerca del concejo encontramos en el Libro de los Testamentos de la Catedral ovetense nos dice que en el año 857 el rey Ordoño I y su mujer, Mumadonna, donaron a la Iglesia de Oviedo y al obispo Serrano el monasterio de Santa Olalla de Onís y una extensa viña. En 1115 todavía el territorio esta incorporado al de Cangas; en 1231 se hace ya mención a Onís con entidad propia, después se repite en 1367, cuando participa en la hermandad de concejos que apoyan a Pedro I frente a Enrique de Trastámara. En 1385 el inventario del Obispo Gutierre se refiere a la única parroquia del concejo... Santa Olalla de Onís, Húsala a presentar el prestamero de la Iglesia de Oviedo... Hay otra referencia a Onís como entidad individual en 1504, presentándose como tal a la Junta General del Principado y formando parte del partido de Llanes en la elección de diputados.
En las Ordenanzas Municipales del siglo XVI (1573), conocemos que Onís, ya con plena autonomía, se regía por dos jueces nobles y por los regidores de cuartos en que se organizaba el territorio (Avín, Benia de Onís, Villar y Bobia). El Catastro del Marqués de la Ensenada, 1752, da cuenta ya de las tres iglesias que ahora conforman su división parroquial, Santa Eulalia, Demués y la Robellada.


Sebastián de Miñano en su Diccionario geográfico-estadistico de España v Portugal, 1826-1829 escribe textualmente sobre Benia y Onís: VENIA, V. R. de España, provincia de Asturias, obisp. de Oviedo, cab. del concejo de Onis , con A. O., 8o vecinos , y el resto hasta 420 y 2,099 hab. , repartidos en los 11 lugares del concejo, que son: Abia, Talavero, Sirviella, Villar, Castro, Pedroso (de que se compone la parr. matriz llamada Santa Eulalia de Onis) Rebelleda, que es hijuela de la misma, bajo la dirección de un solo párroco, Bobia de abajo, Bobia de arriba, Demues y Gamonedo. Estos 4 componen una sola parr. Está sit. á orillas del Aguesal y el Ayones, en un valle ameno, con fértiles vegas y abund. pastos á a leg. de Candas, 5 de Llanes, 6 de Infiesto y 13 de Oviedo. Sus habitantes emigran en la mayor parte á Madrid, abandonando un terr. que no prod, ni con mucho lo que debiera , atendida su feracidad en les art. de escanda, maiz, habas, judias, manzana, castaña, y algo de nueces. Hay en su terr. minerales de cobre, aunque no se benefician. Ademas de las 2 ferias que en ella se celebran por mayo y octubre, tiene mercados semanales, y en los meses de noviembre y diciembre, bien provisto de ganado vacuno, lanar, cabrío y de cerda.
El 1 de enero de1858 el Boletin Oficial del Estado publica la propuesta de unión de los concejos de Cangas y Onís a causa del déficit presupuestario. Este anuncio movilizó a los vecinos del concejo votando en contra y declarándose dispuestos a satisfacer con sus haciendas la deuda municipal conservando así su autonomía. Hacia 191o Onís alcanza su pico de población con 2241 habitantes. En 1994, en tierras de Onís, los pastores de los Picos de Europa reciben el galardón de Pueblo Ejemplar.
La etimologia de Onís y Benia nos la explica así García Arias; Onís creo que procede de un adjetivo ONNENSEM formado sobre una de las palabras empleadas en una lengua prerromana, ampliamente difundida, para referirse al río, ONNA; en este sentido Onís podría traducirse por ‘(la tierra) del río’. Este río es el responsable del nombre que lleva el que riega Onís y Cangues, esto es el Güeña. La capital Benia es posible que deba entenderse desde VADINIA ciudad cabecera de los vadinienses, un pueblo prerromano del que hay testimonios en el oriente de Asturias y norte de León.

Benia y al fondo Talaveru, vista desde Castru.

Benia es la capital de este concejo donde se encuentra la parroquial de Santa Eulalia que consta en una donación a la Iglesia de Oviedo en el siglo IX. Su fábrica actual es esencialmente gótica, con torre campanario a los pies, una buena portada lateral con cuatro arquivoltas y bóvedas interiores de crucería. En el pueblo, igual que en otros del concejo (Avín, Talavero, Villar...) existen magníficas y antiguas casonas de los siglos XVII-XVIII. También la capilla de San Roque, con retablo barroco. Gran importancia tienen las ferias de ganado, actividad principal en esta zona (junto con la turística, ya), destacando la de San Isidro, la de Octubre y la de Navidad...y claro los certámenes dedicados al quesu, principalmente Gamonéu.


Subiendo hacia Bobia podemos contemplar esta panorámica de Villar y Sirviella.

Después de esta breve semblanza histórica del concejo de Onís nos trasladamos hasta uno de los lugares que conforman la parroquia de Nuestra Señora del Buen Suceso, situada en un alto entre La Bobia Riba y Demués. Iglesia con reformas, posiblemente del siglo XVIII. Su parte mas antigua es su cabecera, con contrafuertes y ventana adintelada, dentro existe un arcosolio (enterramiento).









Bobia Baju y Nuestra Señora del Buen-Suceso,
su parroquial.

Subimos, girando a la derecha, a la entrada de Benia y enseguida cogemos altura contemplando a nuestra izquierda la iglesia de Santa Eulalia, por el invierno, cuando los árboles nos dejan; mas arriba la carretera abre ante nosotros el paisaje y contemplamos Villar y Sirviella, con su torre destacada en el centro y al fondo la sierra prelitoral, a la izquierda atisbamos Grazanes y Beceña.
Enseguida coronamos y despues de pasar un pequeño llano, con la Bobia Riba a la derecha, Bobia Baju nos recibe; lo primero, al pie mismo de la carretera, la fuente-llavaderu. Tanto Garcia Arias como Julio Concepción estan de acuerdo que para la mayoría de los casos, explicando la etimología de Bobia-Bovia, convendría un derivado del latin Bovem (buey), aplicado al ganado bovino en general. El Topónimo supone la forma Bobia-s (tierras adecuadas para bueyes).
Bobia Baju ye un llugar relativamente pequeño, bueno pequeño en realidad, pero entre su apretujau caserío se encuentran algunos de los edificios que conforman el patrimonio del concejo de Onís, la casa La Cueñe, la Casa Pinta y la capilla de Los Remedios. La Gran Enciclopedia Asturiana refiriéndose a Bobia de Abajo...por sus términos pasa el río de Bobia, abundante en cangrejos, que se sume en el lugar de Linde Bobia y reaparece en la Cueva del Agua con el nombre de Ordenao.
La Cueñe es prototipo de otras muchas del concejo, corredor tallado entre dos cuerpos con inscripciones en dinteles de puerta y ventana, recordando que la casa la la hizo Juan Antonio Pellico, año 1778. La casa Pinta sigue un esquema similar, su nombre se debe a la decoración pictórica que recubre (en parte) su fachada. También aquí en un dintel nos recuerdan que la casa la hizo Juan Antonio Teresa en 1824.

En el centro del caserío encontramos la capilla de Los Remedios, cabildo cubierto a los pies, cierre con murete y reja barrotera. Llama la atención su acceso, de medio punto y el trabajo de las hojas de su puerta de madera: mascarones, rostros humanos, anagramas y motivos vegetales. Una sola nave con arco triunfal de medio punto y al exterior saeteras aveneradas. Su estilo es barroco.
En el pueblo encontramos también algunos hórreos y paneras con corredor y cierres de esquirpia, también vimos alguna talla, principalmente respiraderos.
Los pueblos de Demués, Bobia Riba y Bajo celebran el 5 de agosto la concurrida romería de la Virgen de la Nieves.
























Bobia Riba y Demués, los otros pueblos de la parroquia del Buen Suceso de Bobia

Si continuamos subiendo la visita se ampliará a la Bobia Riba, después pasaremos delante de la iglesia parroquial y llegamos a Demués, donde se puede visitar la capilla de San Francisco y los restos de un palacio, todo ello sin perder de vista el paisaje. Bajamos después hasta el ríu Tabardin, allí pequeñas cascadas y restos de antiguos molinos junto con viejos y retorcidos castaños, que nos recuerdan la importancia de este fruto antaño como alimento primario. Vemos enfrente el barriu de Remis y mas arriba el Gamonéu de Onís; a la izquierda la capilla de Santa Marina.
Podemos dar la vuelta, pero lo mejor sería visitar estos Gamonéos, de Onís y Cangues, para que la excursión fuera completa. Luego bajaremos hacia el Tabardín de nuevo, ya en dirección Mestas de Con y pasando antes por Llanu Con, mientras contemplamos la otra cara del paisaje que acabamos de recorrer.

El ríu Tabardín

Sobre el Quesu Gamonéu.
Enlaces de fotos: Panoramio.

No hay comentarios: