BIMENES, Santa Gadía.

.

Desde Faya los Llobos, situándose en la campera del Espinadal, de S. a N., se domina todo el concejo de Bimenes, en toda su extensión de 29 y medio kilómetros cuadrados; con sus sierras de las alturas; la carretera, que como colosal serpiente se enrosca a la montaña y se pierde por el fondo del valle; y el río bullicioso, que casi oculto por la abundante vegetación, brilla a intervalos con fosforescencias de plata. 
El panorama es seductor.
A la derecha Peñamayor desenvolviéndose en suaves lomas cubiertas de praderío y labradío, que se extienden por San Emeterio y la Figar hasta el concejo de Nava. En la falda de la gran peña, la cañada de Melendreros, con sus recientes minas de hierro, y donde nace el pequeño río que con los arroyos de las alturas del Espinadal forma en Rozadas el río Prada que fertiliza el llanoELADIO GARCÍA JOVE; ASTURIAS  1900.
-----------------------------------
El concejo de Bimenes se encuentra documentado desde antiguo, hay donación hecha en julio de 1161 y recogida en el Monasterio de San Vicente, Didaco Petri dona a su esposa Geroila Fernandi heredad en territorio "Uimenes". En el siglo XIV la mayor parte de su territorio pasó a manos de Rodrigo Alvarez de las Asturias que a su vez testó a favor del Monasterio de San Vicente aunque, otras partes del concejo se hallaban bajo pertenencia al Monasterio de Santa María de la Vega y San Bartolomé de Nava. La administración del concejo residía en el lugar de Taballes. En 1583 los vecinos redimieron la parte de San Vicente, pasando a constituirse independientes en lo que en aquella época se llamaba Riera de Bimenes o San Julián de la Ribera. En esa época existian dos cotos señoriales; el de Taballes, cuyo mayor propietario era el marqués de la casa de Estrada y el de Melendreros, que pertenecía al conde de Nava. La unión de estos cotos, tras su abolición, constituye el actual municipio de Bimenes.

Vista hacia Peñamayor desde Cuestespines; Piñera, Viñay, Castañera, Melendreros.

Bimenes tiene como actual capital a Martimporra, que es en realidad un lugar de la parroquia de San Julián (su principal núcleo de población). El nombre de Martimporra trata de explicarse con un antiguo relato que nos habla de la lucha de Suero de Vimenes contra Martin Porra, hijo de Menem Porra. La victoria de Suero no excluyó que la actual capital tomara el nombre del perdedor. Otras explicaciones, mas científicas, nos las da García Arias para la etimología de Bimenes y su capital.
Destacamos que Bimenes es pionero en la aplicación de la normativa llinguistica ya que el 5 de Julio de 1997 el pleno municipal del Conceyu Bimenes declaró cooficial la Llingua Asturiana dentro de los límites de su territorio y en el ámbito de sus competencias.
La geografía de Bimenes, bastante accidentada, tiene en el cordal de Peñamayor su mayor hito, aunque practicamente y en dirección sur todo el concejo se halla separado de sus vecinos por cadenas montañosas de mayor o menor altura.

Santa Gadía desde Taballes, por encima, la peña l`Hombre

Nosotros vamos coger desde Rozaes la carretera hacia Peñamayor desviándonos enseguida a la derecha, dirección puente La Llera, para visitar uno de los pueblos de esta comarca, Santa Gadía.
Nada mas pasar el cruce que nos indica Viñay, llegamos al puente y aquí encontramos el indicador de la ruta que partiendo hacia la izquierda nos lleva a visitar varios molinos por un sendero siguiendo el río Prá. Este recorrido (perfectamente señalizado) tiene una variante que nos conduce ocasionalmente a la capilla de la Virgen de la Velía.
Uno de los atractivos de el concejo de Bimenes se encuentra en la variedad de rutas que podemos realizar, con poco esfuerzo, y que su ayuntamiento tiene potenciadas con la inclusión de paneles informativos sobre el recorrido y la dificultad del mismo.

Después de esta visita continuamos subiendo hacia Santa Gadía cuyo nombre está asociado a una antigua leyenda que nos habla de la seducción de Gallea-Gadea hizo al diablo Forniellos.
Santa Gadía pertenece a la parroquia de Santumedé y su caserío nada de particular tiene ya que la mayoria de los edificios se encuentran reformados o en estado de abandono. Algún hórreo y panera se ve pero desde luego no destacariamos el lugar por su valor etnográfico.
En lo que si descolla Santa Gadía es en su paisaje, dominando varios pueblos de esta zona de la falda de Peñamayor y alrededores; Taballes, Piñera, Rozaes, Viñay, Castañera... y desde aquí podemos emprender otra senda que nos llevaría hasta el "Xerrín la Biesca", por encima del pueblu y luego bajada hasta el ríu Prá (Molin de Emilio, que pertenece a la anteriormente citada Los Molinos) con final en Melendreros.
Después (o antes), dado que Bimenes es un concejo relativamente pequeño sería fácil visitar algunos de los edificios que conforman el patrimonio del "conceyu yerbatu", apelativo que reciben los naturales. El Palacio de Estrada (Martinporra), ahora dedicado a usos hoteleros; la torre de San Julián, la casa y capilla de los Careaga en Xenra; las iglesias de San Julián, Santa María de Suares o la capilla de Santa Bárbara en Piñera.

Arriba, Castañera; debajo, Taballes, Piñera, Rozaes y Viñay desde Santa Gadía.



BIMENALIA
AYUNTAMIENTO
CATÁLOGO URBANÍSTICO DE BIMENES-PDF
BOPA. INCLUSIÓN DE BIENES ARQUEOLÓGICOS DEL CONCEJO BIMENES-PDF 

No hay comentarios: