Romería en Los Villares.

.

Tomamos como pretexto a esta entrada una obra del gran pintor Miguel Acevedo Porras, artista nacido en Lopera, Jaén y que residió unos años en Gijón. De nuestra región plasmó como pocos su luz y su paisaje (se me notan los colores).
Una de sus obras, titulada Romería en Los Villares, que aunque ofrezca alguna duda (mas que nada por cierta incongruencia motivo/tiempo), creemos (con mucha fe) que se basa en esta capilla del referido Los Villares, lugar de la parroquia rural de San Bartolomé de Pandenes y perteneciente al concejo de Cabranes.
Ha unos cuantos años visitamos nos lugar y capilla, entonces en franca ruina (y de propiedad particular entonces). Afortunadamente, propietario y vecinos de Los Villares, llegaron a un acuerdo para recuperar esta, volviéndose a celebrar, después de 70 años, la festividad de San Antón. [la noticia en El Fielato]
La capilla en origen (1754), estaba bajo la advocación de San Antonio y la Virgen de Guadalupe. Estas imágenes fueron quemadas durante la guerra incivil, salvándose la de San Antonio, aunque con daños.

S. Bartolomé de Pandenes y Los Villares desde su cabildo, al fondo los Picos de Europa


Como decíamos Pandenes es un núcleo rural, con categoría de lugar, cuya parroquia está dedicada a San Bartolomé. Históricamente ligada a Villaviciosa, formó parte del antiguo concejo de Maliayo y su dependencia continúa como hijuela de la villaviciosina Santa María de Celada.
Pandenes y su iglesia se encuentran en un prestosu llugar, orientada al sur y con grandes vistas sobre su entorno, panorama que incluye al macizo central de los Picos de Europa.
Según Julio Concepción Suárez; Pandenes está en relación con la raíz pan-, extensa en la toponímia asturiana referida a la concavidad del terreno, es decir, a collada que sirve de paso apacible entre pendientes colaterales, y en ocasiones, a lo convexo también, en referencia a la parte mas encorvada de una ladera... Pandébano, Pandoto, Pandemules...
Como vemos en la imagen de arriba, desde el pórtico de San Bartolomé tenemos una visión perfecta del caserío de Los Villares; entrambos se encuentra el lugar de Cenvís, importante en otro tiempo como nos cuentan diversos autores.
Entre los pueblos de Pandenes y Los Villares hay unas ruinas en un sitio llamado "Cenvís". Por tradición se indica que fue capital de un territorio; por otras ruinas de un castillo-defensa, aseguraron los antiguos que debió ser lugar de un cenvirato romano; y los nombres de sitios próximos son evidentes memorias del pueblo-rey: Pandenes es a todas luces nombre romano; mas aún Villares (Dii-Lares)... Octavio Bellmunt.

La remozada capilla de San Antón, al fondo, cases de Cenvís

Pero desde antiguo VILLAREM (EM), adjetivo no minalizado con que se aludía a un conjunto de dependencias de una VILLA o establecimiento para la explotación agrícola, debió de aludir también a diferentes dependencias rurales dependientes de una villa o similares a ella y, a su vez, también origen de un nuevo pueblo; así: Los Villares (Ll), Os Villares (Cu), Los Villares (Cb)... García Arias.
Volvimos a Los Villares, después de 17 años, aunque pasamos muches veces pere-qui, dejamos de lado su visita, pero la noticia de la recuperación de su capilla (y de su fiesta) nos da pie, con mucho gusto, de rememorar vieyes imágenes.
Al igual que su vecino, Los Villares ocupa un lugar privilegiado y soleyeru; nos llama la atención, nada mas entrar, una cierta actividad ganadera que da vida al lugar.
Contemplamos la casona que nos recibe, como antaño, con su gran arco de medio punto (la imagen es de esa época) y pocos cambios vemos de momento, aparte de que viales y saneamiento han sido renovados también. Enseguida llegamos a la remozada capilla, ya poco que ver con la que nos conocimos. Dentro echamos en falta su retablo (parece que en recuperación), si vemos el San Antón que la preside, obra que no desmerece en absoluto.
Los Villares bien merece una visita, entre el caserío no descubrimos grandes motivos arquitectónicos, pero todavía se pueden contemplar varios ejemplares de hórreos y paneras, en buen estado y de cierta antigüedad, como lo atestiguan sus retorcidos trabes, pegoyos de madera o grandes engüelgos. Durante el recorrido admiramos rincones de rural encanto y encontramos algún ejemplar de texu.













Esperemos que esta fiesta tenga continuidad en el tiempo, así podremos decir que; Los Villares bien vale una romería!.

No hay comentarios: